Menú

Mojo Blues

Nov 7, 2013 | Artículos | 0 comentarios

Siempre he tenido una gran simpatía por las prácticas mágicas. No como creyente o practicante, sino desde un interés sociológico. Es fascinante indagar en las supersticiones de los pueblos y buscar los motivos sociales que empujaron a las gentes de un lugar a desarrollar unos rituales tan lejanos a la lógica occidental. Hambrunas, guerras, epidemias, desastres naturales, envidias, luchas territoriales, todo aquello que afecta al ser humano y está fuera de su control individual, ha servido de germen para brujos y santeros; desde las brujas medievales a los chamanes mejicanos; desde los ocultistas egipcios a los zahoríes. Y desde luego el judú (hoodoo), mezcla de creencias africanas, europeas, caribeñas, norteamericanas, que sirvió para mantener una seña de identidad de un pueblo castigado, esclavizado y separado de la manera más cruel de su tierra y sus raíces.
Este conjunto de ritos y creencias mágicas transmitido de forma oral por las gentes negras del sureste americano llegó a su máxima expresión en la última década de siglo XIX, y su práctica se extendió hasta la II Guerra Mundial, haciéndose incluso un hueco entre la sociedad blanca.

 

Descargar (Mojo.pdf, PDF, Desconocido)

 

Héctor Martínez

, ,

Sobre el autor

Héctor Martínez

Activista e investigador de Blues.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.