Menú

Entrevista a Maureen Choi

Dic 18, 2014 | Entrevistas | 0 comentarios

Llegamos a la entrevista un mediodía de resol, blanco, espléndido, como las vistas de Callao 15. Con un violín sobre los hombros y unos cafés que se quedaron fríos por lo cálido de la conversación. Un poco de inglés, un poco de español. Risas espontáneas, variadas historias y mucha música. Salen a la luz sus inicios clásicos, su evolución sobre la base del Jazz y su eterna búsqueda de nuevos sonidos (ritmos sudamericanos, folklore español, etc.). Y, a lo largo de su viaje, destacan nombres como Arturo Cardelús, Javier Colina o el Ballet Nacional de España.

Sobre Maureen Choi

Crecí tocando el piano y el violín casi al mismo tiempo, y también estudié Ballet, Arte, un poco de todo. Cuando tenía 13 años, tuve que elegir, porque todo requería tiempo completo, y dejé el ballet y el piano para concentrarme en el violín. En ese momento no era muy consciente de por qué tomé esa decisión, pero cuando miro hacia atrás, pienso que elegí el violín porque era un reto. Con el Piano, te sientas y ya tienes música. Para poder sacar un sonido bueno con el violín, tienes que estar 10 o 15 años estudiándolo. Pero una vez que logras esto, el repertorio es increíble, tendrías que vivir diez vidas más para llegar a tocar todas las piezas.

Mi primer disco es de Jazz, y ahora estoy preparando el álbum “Ida y vuelta”, que esperamos que esté listo en dos meses. El nombre viene porque empezamos con el Ballet Nacional de España. Luego hemos viajado a Cuba, Argentina, Venezuela, etc.; así que el disco tiene una parte de influencias cubanas, y otra con influencias sudamericanas. Por ejemplo, está el tema “Gracias a la vida”, “Alfonsina y el mar”, etc. Cuando la gente habla de Latin Jazz, todo el mundo piensa en Cuba, pero hay mucha más variedad.

En el grupo “Maureen Choi Quartet” están Dani, el pianista, y Mario, el contrabajista. A ambos les conocí en Berklee. Cuando vinimos a España, fui a un concierto donde vi tocar a Michael Olivera y le propusimos que se uniera. La mayoría de las composiciones son mías, pero todos opinan y participan en el proceso. Y, por ejemplo, los arreglos de algunos de los temas conocidos los han hecho algunos de los músicos, como por ejemplo Mario con el tema “Gracias a la vida”.


Sobre próximos proyectos, me interesa realizar directos combinando música y espectáculo, por ejemplo, con bailarines. También quiero grabar otro disco en el próximo año y componer música con raíz española, ya que no sé cuánto tiempo estaré aquí (risas).

El “Latin Jazz de Cámara”

El violin no tiene la fuerza de el saxofón, por ejemplo, está más ligado a la música clásica, a un sonido más delicado y la mezcla del violín con los ritmos latinos no suena a “Latin Jazz” convencional, es por eso que intento encontrar un sonido diferente. Siempre he estado buscando un solo de violín más íntimo, porque este es un instrumento que tiene muchas posibilidades. Y ahora mismo estoy interesada en sacar todos los colores que el violín puede hacer a través de las canciones y, por eso, hay momentos que toco sólo con el bajo, otras sólo con el piano, otras con batería y piano… Esto hace posible que haya momentos muy íntimos, donde la banda me permite respirar, tocar de modo delicado… Yo quiero trabajar todos los pequeños detalles que significan algo, quiero ser capaz de expresar todos los colores.

Madrid Vs Nueva York

La escena musical de Madrid es pequeña. Por una parte es complicado entrar, pero, una vez que lo haces, hay espacio y oportunidad para todo el mundo. En mi caso, todo ha ido muy bien, ya que he tenido mucha suerte y apoyo.

Respecto a Nueva York, no tengo ni idea cómo lo hacen los músicos. Estuve trabajando en un restaurante durante un tiempo, y ahí todo el mundo eran músicos, actores, modelos… Yo participé en muchos proyectos musicales en Nueva York, pero es no significa que tu carrera progrese, sino que has tenido suerte ese mes. Por ejemplo, el proyecto con el Ballet Nacional de España, creo que no me hubiera salido en Nueva York. Allí sólo funciona si eres una cara conocida o tienes mucho dinero. Otro caso es la colaboración con Javier Colina, simplemente le llamé, llegamos a un acuerdo y lo hicimos. Si estuviésemos en Nueva York seguramente no me hubiera devuelta la llamada o su agente me habría puesto condiciones muy duras o algo por el estilo.

De todas formas, en general, no entiendo por qué no se respeta el trabajo de los músicos. Sin música no hay nada. En España hay muchísimo talento, pero no se apoya lo suficiente. Finalmente, lo que se dice en el entorno de los músicos es que, si realmente tienes la más mínima duda sobre si ser músico o dedicarte a otra cosa, dedícate a otra cosa (risas). Para ser músico, realmente tienes que amar la música y, si decides ir por ahí, hay maneras.

Entrevista Maureen Choi LHC

Digital Vs analógico

Desde el punto de vista de la accesibilidad, las nuevas plataformas de música hacen posible llegar a mucha gente de forma muy sencilla, y eso me gusta; pero, por cada persona que escucha tu música en Spotify, creo que el artista se lleva 0,000xx euros. Para mí, esto es nada, es ridículo. En cuanto a programas de composición (GarageBand), facilitan que todo el mundo pueda hacer música, lo que es maravilloso, ya que la música es algo muy natural en nuestras vidas. Pero lo cierto es que la calidad musical se rebaja.

Otro aspecto es que la música ahora es muy limpia, totalmente afinada y diseñada. La realidad es que la música es imperfecta y esto es normal, natural, es parte del Arte; y esto se nota en grabaciones antiguas. De hecho ahora hay sistemas que convierten el sonido para que salga perfecto aunque un cantante desafine, así no tienes que preocuparte de aprender a cantar o toca, sólo de estar guapa y bailar (risas).

Creo que depende de lo que uno quiera, pero yo no estoy interesada en hacer música de esta manera. Desde mi punto de vista, independientemente de las opciones que haya, uno tiene que preocuparse de hacerlo lo mejor que pueda. Por ejemplo, cuando la grabación se hace con todos los músicos juntos, la química está ahí.

Un Libro

Realmente, no tengo “favoritos” en nada. Hay muchas cosas que realmente me interesan y no sabría elegir. Me gusta mucho leer sobre Psicología, Sociología, Antropología, Historia, Ficción, Drama, etc. Ahora no tengo mucho tiempo, pero, cuando puedo, disfruto mucho con la lectura.

Una Película

600full-the-corporation-posterMe gusta el cine independiente y los documentales. Por ejemplo, “The Corporation”, un documental que habla desde diferentes puntos de vista e incluye entrevistas con los profesionales más reconocidos de cada campo. También disfruto con las películas clásicas muy antiguas, como “Barbarroja”, un filme japonés. Es larga, dura unas tres horas, pero la historia es… (risas). He llorado cada vez que la he visto. En cuanto a documentales sobre músicos, sí que me interesan, pero no tienen por qué ser sólo de ese tema.

Un Disco

Ahora mismo estoy muy interesada en el estudio de la música española, en aprender sus ritmos, su folclore, a través de músicos como Camarón, Paco de Lucía, Javier Colina… De hecho, con Javier Colina he hecho un dúo para mi álbum.
Sobre los vinilos, es mi forma favorita de escuchar música, sobre todo música clásica. Lo último que compré fue un vinilo de David Oistrakh tocando a Brahms y es increíble, porque puedes oír todo, como si estuviera en tu salón, es como orgánico, real.

Queremos dar la gracias a las chicas de “Callao15” (por dejarnos hacer y ser tan majas), un estudio de las diseñadoras Emi Chañe (de Picnic & Co) y Maria Faci. Gracias también a Sara de R&R por el contacto.

 

Facebook de Callao 15 – Facebook Picnic & Co y Web – Facebook Maria Faci y Web – Facebook Roque & Rita y Web

Texto y fotos: Marta Baeza

Sobre el autor

Dani

Sociólogo, con cierta afinidad por la tecnología, usuario de software libre y amante de la música, la cultura y las buenas relaciones sociales. A veces me llaman lanide.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.