Menú

Blues, Jazz y cruces de caminos

Nov 7, 2013 | Artículos | 0 comentarios

Sobre Blues, Jazz y Lanide Hot Club

La relación entre Count Basie, Billy Holliday o Duke Ellington (destacados músicos de jazz) y John Lee Hooker, Willie Dixon o Muddy Waters (Bluesmen los tres) es la clave de este cruce de caminos.

Blues y Jazz

Hablamos de Jazz y Blues de forma genérica para referirnos a los orígenes de la música moderna de occidente. Es cierto que también existía la música Country o Folk, la música Clásica Europea o la música religiosa, y de alguna forma estos estilos fueron, y son, importantes. Pero lo cierto es que la posterior evolución de la música americana, y por defecto la occidental, han puesto sobre la mesa que los dos pilares principales de la música contemporánea, y los estilos mas relevantes, han sido y son, el Blues y el Jazz.

El primero mas en contacto con la música tradicional, rural, de la tierra, con el lamento, la lucha, los esclavos… y con una forma de vida asociada; y el segundo mas influenciado por la música europea, las marchas militares y también las tradiciones y los sentimientos mas profundos de una época tremendamente dura. Diferentes pero enlazados y hermanados, no tanto por su expresión última, que también, sino por su razón de ser. Un contexto desgraciado pero cuyas consecuencias propiciaron un desarrollo musical en América que generó una riqueza de estilos e influencias poco valoradas.

Los Stones encontraron a muchos de sus ídolos malviviendo en sus ciudades de origen mientras ellos comenzaban a cambiar la historia del Rock. Es curioso saber que Charlie Parker, uno de los motores de cambio en el la historia del jazz, parece ser que nunca debió tocar para más de 100 o 200 personas (quizá alguna vez excepcionalmente pero su día a día me lo imagino completamente opuesto al mito que es hoy).

Cruce de caminos

Lo que paso en EEUU en la primera mitad de siglo XX sentaría las bases de la música moderna. El Hip Hop, el Soul, el Funk, el Rock and Roll, Rythm & Blues, el Pop, incluso la Bossanova, la música cubana, o los inicios de la música electrónica, que tienen evoluciones paralelas, en algún momento han entrado en contacto con esta raíz: El grito, el lamento, el canto a la libertad, la necesidad de expresar un estado de ánimo o una emoción.

Sin estar de acuerdo en que la música negra fuera cosa solo de negros, lo que si es cierto es que esta población, frente a un contexto de absoluta represión y unas condiciones de vida completamente vejatorias, hizo virtud de su debilidad y se expresó de la mejor forma que pudo, a través de la música.

Las consecuencias de este hecho marcarían la historia de un país, no solo a nivel musical sino también político y social, y la del resto del mundo.

, ,

Sobre el autor

Dani

Sociólogo, con cierta afinidad por la tecnología, usuario de software libre y amante de la música, la cultura y las buenas relaciones sociales. A veces me llaman lanide.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.